viernes, diciembre 12, 2008

Un regalo inesperado


Qué misterio. Cuando menos lo esperamos, todo empieza a salir bien como por arte de magia. Cuando parece que todo está en contra, de repente hay algo que se tuerce para que todo vaya a favor. Cuando creemos que un destino de mirada incierta empieza a vigilarnos, inesperadamente nos regala su mejor sonrisa . Cuando ya daba por hecho que estas Navidades iban a ser austeras, sin trabajo, con vacaciones obligadas, ahora resulta que todo empieza a ir de maravilla, de la manera más simple: me han llamado para empezar a trabajar de nuevo el lunes, en el IES San Fulgencio de Écija, a unos 90 kilómetros de Sevilla. Yo que creía que no empezaría otra vez hasta el año que viene, y me consolaba pensando que no tendría que madrugar, ni conducir, ni asistir a ninguna junta de evaluaciones ni a ningún claustro, que no tendría alumnos conflictivos ni vería más cuadernillos de notas que los de mis hijas...Pues qué alegría me da volver a todo eso a partir del lunes. Y encima, con vacaciones al poco tiempo de empezar. Esto sí que es un verdadero regalo del destino, de San Fulgencio o de los Reyes Magos...

crédito de la imgen: http://gustillimpi.blogspot.com/

5 comentarios:

Antonio dijo...

Vaya regalo de Navidad. Bueno, pues que tengas mucha suerte.

Lu dijo...

Debe de ser cosa del aguinaldo. En tiempos de crisis, no está nada mal.

Suerte

Edelia dijo...

¡Enhorabuena!Los que hemos sentido esa alegría, agridulce por otra parte, sabemos a qué te refieres.
Feliz navidad

Juanma dijo...

¡¡Muchísimas felicidades!! Qué alegría, ¿no?

Un abrazo.

Marian dijo...

Gracias por vuestras felicitaciones y vuestros buenos deseos.