miércoles, diciembre 17, 2008

Casualidades y causalidades



En la entrada anterior refería mi inesperado cambio de situación. La causa de esta casualidad es tan inusual que merece una explicación detallada, así que dedico esta entrada a ello. Estaba de nuevo en la Bolsa de Trabajo a la espera de que me llamaran para una nueva sustitución y, cuando ya me había hecho a la idea de que no trabajaría hasta el año que viene, inesperadamente, recibí la llamada “mágica” desde la Delegación de Sevilla, para trabajar en el IES San Fulgencio de Écija. Fui citada el lunes para firmar el contrato y mi primera sorpresa fue constatar que estaba siendo atendida personalmente por el director de Recursos Humanos, antes incluso de que abrieran las puertas al público. La segunda sorpresa me la llevé ya en Écija cuando el director del instituto me dijo, entre bromas y veras, que si yo estaba allí era gracias a un programa de radio de Canar Sur, El público. Por lo visto llevaban sin cubrir la baja de la profesora de lengua desde el 17 de noviembre, y aunque el director del instituto había llamado varias veces a la Delegación para que enviaran al sustituto correspondiente, le habían comunicado que era imposible mandar a nadie antes de Navidad. Ante esta situación, una madre indignada y preocupada, viendo que pasaba el tiempo y los alumnos seguían sin profesora, decidió llamar al programa de Jesús Vigorra y éste, con sus contactos, buenas palabras o lo que sea, pudo convencer a quien correspondiera para que movilizaran con urgencia al primer interino de la Bolsa (que ya estaba cerrada) para poder solucionar el problema. Casual y felizmente, yo era la primera de la lista. Pero anécdotas y alegrías aparte (a mí me ha venido como agua de mayo esta sucesión de llamadas: la llamada de la madre a Vigorra, la llamada de Vigorra a la Delegación de Educación y también la llamada desde la Delegación a mí misma), es una lástima que tengan que cubrirse las bajas gracias a la movilización de las madres y de los medios de comunicación, que unos alumnos estén privados tanto tiempo de sus clases por la lentitud de la Administración, que corran tanto para tapar sus vergüenzas y no lo hagan para solucionar los problemas, que sea inversamente proporcional la eficacia de Vigorra a la dejadez de quienes nos gobiernan.


2 comentarios:

Juliiiii dijo...

Esto demuestra el poquito interés que tienen las instituciones por la educación. Con tal de ahorrarse un sueldo, prefieren que un grupo de alumnos estén sin profesor antes de pagar una nómina más.

Me alegro de que la cadena de llamadas te haya otorgado trabajo.

Saludos

Lu dijo...

Juliiii lo apunta. Si Delegación no cubría la plaza era porque "por unos días no vamos a pagar las vacaciones a un interino".

La educación topó con Don Dinero. Y esto no es cosa de la crisis de la que tanto hablamos, se viene haciendo desde que yo estoy en la Administración, y ya son unos cuantos años.