lunes, diciembre 22, 2008

Un décimo de lotería de muerte



Para un día como hoy, un texto como éste, de los Crímenes ejemplares, de Max Aub. Y para ilustrarlo con una divertida imagen, nada mejor que uno de los originales y criminales muñecos de lana que aparecen en este blog (encontrado en Mira y Calla). Que lo disfrutéis. Aunque no nos toque la lotería, el buen humor que no nos falte...así que vamos a echar una sonrisilla.

Soy vendedor de lotería: es una profesión tan decente como otra cualquiera. Estaba seguro de que aquel 18.327 iba a salir premiado. Corazonadas que tiene uno. Se lo ofrecí a aquel joven bien vestido que estaba parado en la esquina. Entre otras cosas, era mi obligación. Se mostró interesado en los números que le enseñaba. Es decir, que me dio pie. Le ofrecí el 18.327. Se negó suavemente. Esa no es manera. Cuando no se quiere algo se dice de una vez. Yo insistí: era mi deber. ¿O no? Sonrió, incrédulo, como si estuviese seguro de que aquel número no había de salir premiado. Si yo hubiese creído que lo que quería era no comprar, no hubiera pasado nada. Pero cuando uno se interesa ya contrae una obligación. Se aglomeró la gente. ¿Qué iban a pensar de mí? Era un insulto. Traté de defenderme. Siempre llevo una navajita, por lo que pueda pasar. La verdad es que aquel billete no salió premiado, pero sí con reintegro. No hubiera perdido nada: el 7 es un buen número final.
§

5 comentarios:

Angus dijo...

Sí señora, muy adecuado para las fechas. También yo soy lectora de Max Aub. Concretamente sus Crímenes ejemplares publicados en la editorial Media vaca van acompañados de ilustraciones delirantes. El libro en cuestión es una joya tanto para niños como adultos.
Así pues... salud.

Antonio dijo...

Gracias por el relato. Felices fiestas.

actimoliner dijo...

A mí también me gusta ese humor negro, negrísimo, de los Crímenes Ejemplares. Y los he llevado a clase con éxito. Te recomiendo, un poco en la misma línea, Ajuar Funerario Fernando Iwasaki.
Feliz Navidad

Elisa Armas dijo...

En el comentario falta un "de", de Fernando Iwasaki.

Marian dijo...

Ya veo que somos muchos los lectores de Max Aub. Yo lo releo a menudo y suelo sacar bastantes textos de los Crímenes, dan mucho juego y no dejan indiferentes a los alumnos.
Elisa, miraré ese libro. Gracias por informarme de él, no lo conocía.