domingo, diciembre 21, 2008

Un cuento de Navidad para felicitaros



Fernando Silva dirige el hospital de niños en Managua.
En vísperas de Navidad, se quedó trabajando hasta muy tarde. Ya estaban sonando los cohetes, y empezaban los fuegos artificiales a iluminar el cielo, cuando Fernando decidió marcharse. En su casa lo esperaban para festejar.
Hizo una última recorrida por las salas, viendo si todo queda en orden, y en eso estaba cuando sintió que unos pasos lo seguían. Unos pasos de algodón; se volvió y descubrió que uno de los enfermitos le andaba atrás. En la penumbra lo reconoció. Era un niño que estaba solo. Fernando reconoció su cara ya marcada por la muerte y esos ojos que pedían disculpas o quizá pedían permiso.
Fernando se acercó y el niño lo rozó con la mano:
-Decile a... -susurró el niño-
Decile a alguien, que yo estoy aquí.


NOCHEBUENA, Eduardo Galeano.


....................................................


Hoy empieza el invierno y ya está aquí la Navidad. Con ese pequeño cuento os deseo a los que pasais por aquí que sean muy buenos tanto el uno como la otra. En esta página podéis encontrar más cuentos y poemas relacionados con el tema. ¡Felices fiestas!

6 comentarios:

Edelia dijo...

¡Muchas gracias!Me encanta esta manera de felicitar la navidad. A mis alumnos les hice buscar un poema. Mira, es algo bueno de la navidad: ¡es una excusa para acercarnos a la literatura!

Rosalie dijo...

Qué cuento más bonito :). La verdad es que felicitar la Navidad así es la forma más sincera, al menos, para mí.

Un saludo e igualmente. (Una que prefiere los regalos hechos a mano ;))

Juanma dijo...

Feliz Navidad, querida amiga.

Leonor Quintana dijo...

Y la literatura nos acerca a la VIDA...

!Feliz NaVIDAd!

Lu dijo...

Muy bien elegido, el cuento.

Te regalo este otro de Roberto Bolaño

Marian dijo...

Edelia, Rosalie, Leonor, Juanma, Lu, gracias por vuestra visita y vuestros comentarios, que son el mejor regalo. Un abrazo.