lunes, abril 20, 2009

Otra de tópicos: el tempus fugit


Como ya expliqué en la entrada anterior estamos trabajando en clase los tópicos literarios, así que ando a la caza de imágenes, animaciones, vídeos…que me puedan servir para relacionar con los mismos. Y he encontrado este curioso vídeo que me va a servir para para ilustrar el del “tempus fugit”, muy a tono con este poema, también relacionado con el tema, de Rafael Morales:

Cántico doloroso al cubo de la basura

Tu curva humilde, forma silenciosa,
le pone un triste anillo a la basura.
En ti se hizo redonda la ternura,
se hizo redonda, suave y dolorosa.

Cada cosa que encierras, cada cosa
tuvo esplendor, acaso hasta hermosura.
Aquí de una naranja se aventura
la herida piel silente y penumbrosa.

Aquí de una manzana verde y fría
un resto llora zumo delicado
entre un polvo que nubla su agonía.

Oh, viejo cubo sucio y resignado,
desde tu corazón la pena envía
el llanto de lo humilde y lo olvidado.

Procedencia del poema: amediavoz.com

10 comentarios:

Carlota Bloom dijo...

Desde luego, es bastante ilustrativo. Creo que a mis alumnos de Bachillerato les será muy útil la referencia: están buscando imágenes para ilustrar el tema del Reacimiento, que también elaboran ellos mismos. ¡Saluditos!

Yolanda dijo...

Rafael Morales fue profesor mío en la Complutense hace muchos años, cuando yo estudiaba Filología. Era un hombre encantador. Solía llevarle a Moncloa en mi coche tras las clases y tuvo la amabilidad de dedicarme un libro de poemas a final de curso. Me enteré de su muerte por el periódico y lo sentí.
Lo bueno de los tópicos literarios es que son intemporales. La esencia del hombre cambia poco y las preocupaciones e ilusiones se repiten a lo largo de los siglos. En los grandes autores se encuentra la respuesta a muchas preguntas.
Un abrazo, colega.

Lu dijo...

El vídeo tiene calidad. Si bien ha sido creado con una finalidad ecológica, es cierto que tiene su aplicación en el terreno literario.

Es una muy buena idea ilustrar los tópicos con cortos.

eduideas dijo...

Buena actividad, gracias

marisa dijo...

Marian me encantan tus propuestas.Y el poema de Morales es uno de mis preferidos. Preciosa mil gracias por todo...

BIBLOS dijo...

La primera vez que leí el poema de mi casi paisano Rafael Morales yo era alumna de 1º de BUP en el I.B "Emilio Castelar" de Madrid. Ya ha llovido desde entonces. Un año más tarde, tuve como profesora a la mujer del poeta, Concha Barba, una de las personas que más han influido en mi vida: ella me habló de literatura como nadie ha vuelto a hacerlo; de ella escuché anécdotas sobre Vicente Aleixandre y su legendaria casa en la calle Velintonia que, al parecer, frecuentaba; ella trajo al instituto a su marido, a Claudio Rodríguez, a Eladio Cabañero, a Ángel García López... como jurados del premio literario que allí se organizaba; ella me valoró y elevó mi autoestima, me dio seguridad; ella tiene la culpa de que yo me dedique a enseñar literatura.
Gracias por los recuerdos y enhorabuena por el blog.

Marian dijo...

Carlota, las imágenes a veces pueden ser un aliciente, yo las utilizo bastante.
Yolanda, Biblos, qué emotivas son las historias que contáis. Gracias por compartirlas desde aquí.
Lu, en principio pensé ilustrar los tópicos con imágenes pero buscando apareció el vídeo (que guardé y no sé ya de dónde lo saqué...)y me pareció muy apropiado.
Eduideas, marisa, gracias a vosotros por pasaros por aquí. Me alegro de que os guste la propuesta.
Saludos a todos.

Anónimo dijo...

Concha Barba era maravillosa, pero como alumno del I.B. castelar a quienes jamás olvidaré son al pequeño elenco de profesores como Lar, Margarita Viñuelas, Amelia Santana o Julián Moreira...
que hacian de la literatura algo experiencial. que envolvian la morfosintaxis en ejercicios de lectura comprensiva. Que conseguian que se escurrieran las lágrimas con el ahogado más hermoso, Underwood o poemas Morales o Goytisolo.
He olvidado el resto de lo que me enseñaron ... pero eso y su disfrute perdura.

amaya dijo...

Me llamo Amaya Martínez Morales y soy la nieta del poeta Rafael Morales y de Concha Barba,nombrados ambos en estos comentarios,agradezco enormemente estas palabras y se las transmitiré a mi abuela.
Un saludo

Anónimo dijo...

Yo también fui alumno de Concha Barba y me deleite con sus manera hablar la literatura, haciendote sentir como si estuvieras en medio de una reunión en casa de José Hierro. Agradeceré toda mi vida a Lar, una incomprendida, que me dio el primer poema de Goytisolo, al que siguieron Pizarnik, Peri Rossi, Cortazar... y que impactó mi mente a bocajarro descubriéndome que lo importante no es saber leer, sino tener sed de leer; bendita sed que desde entonces nunca me abandona. Gracias a Margarita Viñuelas, firme, grande, práctica, poniendo las vigas de una estructura que no se derrumba. Enseñándonos un sentido común que se estila tan poco y Amelia Santana, animándonos a darle la vuelta al instituto, a ver más allá, capaz de subirse a una mesa para que entendieras el objeto kantiano. A Covadonga, Luisa Benito que lo mismo te enseñaba inglés o te llevaba a un concierto de Asfalto...,Julián Moreira, Rafa, Concha de Sena.
Entonces no eramos conscientes, pero en esa década pasaron por el Emilio Castelar algunos de los mejores docentes imaginables. Profesores que si estabas atento te enseñaban a cuestionar, a poner en duda, a llevar la contraria; siempre que lo argumentaras.
Profesores que escuchaban más que hablaban, que se entusiasmaban con nosotros...
Un tiempo que ahora que ya hace 20 años de todo, como diría Biedma, uno quisiera volver a vivir. GRACIAS