jueves, noviembre 03, 2011

Enseñar


Me ha encantado este corto animado que he encontrado en Pinzellades al mon. No he podido evitar verlo como ejemplo de la tarea educativa. A veces enseñar consiste en algo parecido a esto: profesor y alumno navegamos juntos en el mismo barco (a veces una simple balsa destartalada en un mar proceloso); procuramos alentar al alumno y promover su imaginación, evitamos que se desanime ante resultados inesperados, lo ayudamos a que descubra, estamos ahí apoyando y reconduciendo, aprendemos y disfrutamos juntos...

7 comentarios:

Leticia dijo...

Precioso ejemplo. Lo que podemos aprender de los mayores. Y lo que podemos recordarles a ellos...

Marian dijo...

También, como apuntas, es un ejemplo perfecto de la enseñanza compartida con los mayores. Saludos, Leticia.

José Mari dijo...

¡Qué acertada reflexión has hecho, Marian1 Me ha encantado el vídeo y, además, anima a seguir adelante, pese a las caídas y los desalientos.

Marian dijo...

Jose Mari, a veces cunde el desánimo, pero con una vez que aciertes de vez en cuando ya merece la pena. Me he pasado por tu blog y me gusta mucho; tienes unas actividades muy interesantes.

Miguel dijo...

Esto fortalece la impresión que tengo desde hace mucho tiempo: Todos podemos aprender de todos.

Besos.

Carmen dijo...

El corto es adorable. Es la muestra de como las diferentes generaciones combinando la experiencia de los más mayores con la innovación de los jovenes, nos pueden llevar a conquistar horizontes jámas previamente imaginados.
Un saludo a tod@s.

esercito italiano dijo...

Muy bonito el video ,eso demuestra que siempre hay algo nuevo que aprender cada dia y no importa si es un adulto o un menor el que lo hace.Optimo post.Teresa