lunes, septiembre 28, 2009

Lingüistas

Comparto con todo aquel interesado en la lengua y sus entresijos el microcuento de Benedetti que ayer una apreciada compañera me trajo del olvido. Me admira el poder que tienen unas simples palabras...

5 comentarios:

Juanma dijo...

Ooooohh...qué delicia de relato. De un maestro tenía que ser. Vaya pedazo de final. Una genialidad.

Besos.

Cristina dijo...

Hola Mariam, me alegra haber sido yo quien te trajo a la memoria ese texto. La verdad es que la actividad bloguera la tengo olvidadísima. Le echo un vistazo a tu blog.
Un besote!

Elisa Armas dijo...

Muy bueno, Marian, cuéntanos pronto cómo te va, aunque si te animas a escribir en el blog es que no demasiado mal. ¿No es así?
Un beso.

Lu dijo...

Marian, aquí puedes escuchar el texto, en la voz del poeta.

Carlota Bloom dijo...

Es genial, qué delicia recordarlo!