lunes, septiembre 14, 2009

En sitio ajeno


Procedencia de la imagen: Recogedor


A veces, inevitablemente, el profesor interino se siente así. Yo he tenido bastante suerte hasta ahora y siempre me han acogido bien en los sitios en los que he estado, pero eso no quita que uno se sienta en un lugar que no es el suyo. Tienes que seguir una programación que no es la tuya, a veces con criterios distintos a los deseados, la eventualidad impide un seguimiento continuado del alumno... Y también hay, curiosamente, un cierto desprestigio de este colectivo que puede ser muy injusto: algunas veces, en comparación con los opositores libres, te consideran un privilegiado; otras veces, se llega a creer que hay una distancia abismal en cuanto a profesionalidad con el profesor funcionario, cuando la única diferencia puede ser, en muchos casos, que el interino no ha sacado la plaza. Pero lo que es peor es tener la sensación, cuando te vas, de que no has estado. Y eso es lo que he sentido yo cuando he mirado la página web del instituto donde estuve el año pasado y he descubierto que han borrado las entradas que escribí sobre los blogs que creé con mis alumnos y sobre actividades puntuales realizadas por ellos. Puede ser que lo hayan hecho para actualizar los contenidos de cara al nuevo curso: los terceros del 2008/2009 ahora son cuartos, los cuartos son 1º de Ba chillerato, y, en fin... los profesores de entonces ya no somos los mismos.

9 comentarios:

Antonio dijo...

Estás en tierra de nadie (yo me sentía como un mercenario docente), pero creo que los buenos docentes están por encima de esos encasillamientos. He tenido compañeros interinos con los que he compartido muchísimo más que con viejas glorias. Es una cuestión de profesionalidad y de calidad humana, no hay que olvidarlo nunca.

Marian dijo...

Qué casualidad, precisamente iba a titular la entrada "En tierra de nadie"...Es cierto que estas cosas son minucias por las que no hay que dejarse llevar, pero a veces es difícil, y una simple tontería nos hace olvidar lo importante. Gracias por tus palabras.

Leticia dijo...

Lo importante es persistir en la memoria de los que fueron tus alumnos. Entonces habrá merecido la pena.

Marian dijo...

Cierto, Leticia. Es la mejor recompensa que puede tener en este trabajo.

marisa dijo...

Pues ellos se lo pierden y su calidad humana deja mucho que desear...Como te ha dicho leticia perduraras en la memoria de tus alumnos, eso te lo garantizo.Un besazo y sigue siendo así, emprendedora y llena de ideas geniales.besazos

Lu dijo...

Alguien debería decirles a los responsables de la web de tu centro que eso no se hace, a menos que te lo consulten previamente.
Los centros campan a sus anchas con los asuntos TIC y eso puede ocasionar situaciones como la tuya.

Ya lo siento.

Lu dijo...

Ex-centro. Debería haber dicho.

Marian dijo...

Marisa, como le digo a Leticia, lo importante es la huella que dejes en los alumnos, pero con estas cosas desde el centro no se contribuye precisamente a que los alumnos guarden ese recuerdo de profesores pasados.

Lu, precisamente lo que me ha dolido es la falta de consideración por el trabajo hecho. Incluso hubo un grupo de trabajo (DINAMIZACÓN DE LA PÁGINA WEB DEL CENTRO) ligado a estas actividades, por eso me dejó perpleja ver cómo "desaparecían" algunos artículos, pero bueno, ahí queda la profesionalidad del responsable...

Juliiiii dijo...

No entiendo esa especie de miramiento de algunos (los llamados "vacas sagradas" principalmente) hacia quien es interino. A mí qué más me da que mi compañero lleve 20 años en un sitio que un mes, si lo que importa es el curso en el que estamos y que trabaje bien.

Y me ha parecido muy feo que hayan borrado vuestro trabajo.