lunes, enero 19, 2009

Imagen, poema y canción sobre la lluvia



Hoy llueve en Sevilla. Una lluvia cadenciosa pero con brío que se ha llevado al frío por momentos. Me gustaría dedicarle una entrada en el blog y así romper esa cadena que nos aprieta a veces a los que escribimos en los blogs y desterrar la apatía, la falta de ideas o palabras. Acudo, pues, a éstos tres elementos para conjurar el maleficio ya comentado en la anterior entrada y remontar la cuesta del blog en este mes de enero que tan arduo se ha presentado.

La imagen que he elegido ha sido tomada de Recogedor. Aunque no es gran cosa, me gusta porque capta, como si observara llover desde una ventana o bajo un portal, esa paradójica impresión que se me queda grabada siempre que miro la lluvia: por una parte, activa, inquieta, me sugiere movimiento; por otra, monótona, repetitiva, relajante, me reporta quietud, tranquilidad.

El poema pertenece a la antología poética A Todo Amor, de Ángel González. De él destaco los versos dedicados a la lluvia. Preciosa manera de describirla que puede servirnos de recordario del magnífico poeta fallecido hace ahora un año. De paso, recojo aquí una completa entrada de un blog (de la que he tomado el poema) en la que se homenajea al autor.

LA LLUVIA

No; la lluvia no te moja:
te resbala.
Tienes la piel de aceite, amada mía.
Ungida con aceite, perfumada.
Todo lo ha traspasado de ternura
la lengua transparente de las aguas.
Un vapor dulce, como el aliento
de un buey, cálidamente exhalan
los árboles.
Gotas largas,
como alfileres líquidos,
brillan al primer sol de la mañana.
La lluvia que ha mojado tus cabellos,
no ha mojado tu cuerpo ni tu cara.

Y la canción, de Serrat (otra vez...qué le voy a hacer). Melancólica, solitaria, triste. Como el día de hoy. Cada vez que llueve se me viene su musiquilla.

13 comentarios:

Yolanda dijo...

Gracias por el poema y por la canción. Cada semana debería empezar así, con belleza y optimismo no exento de melancolía. Estupendas opciones. La lluvia es un don, aunque suponga un incordio para el tráfico. Y en Sevilla me temo que no la disfrutáis mucho, así que aprovechadla.
Un saludo.

Evaristo dijo...

Una combinación ideal para comenzar la semana: Serrat y Ángel González.
Un año ya que se fue el poeta del amor y de la libertad. Nos queda su palabra.

Angus dijo...

Un auténtico post multimedia.
Gracias por el regalo.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Todo perfecto, Marian. A mí la lluvia siempre me recuerda a Antonio Machado "monotonía de lluvia tras los cristales", en una tarde fría de invierno...

Juanma dijo...

La lluvia

Llueve.
Ha llovido sobre los tiempos del verbo.
Llovió en el espacio que hay entre tu ausencia
y mi mirada buscándote.
Lloverá al amanecer, cuando levante la niebla
que ya no te envuelve como papel de caramelo.
Va a llover. Lo noto si me detengo a descansar
en los rincones que unen las tres partes de mi alma.
Porque estoy cansado. Para vivir necesito el agua de lluvia
que cae, derramada, honda y cercana
por tu cuerpo blanco y desnudo, por tus manos como ramificaciones
que me tocan antes de despertar, cuando un sueño ingenuo y tozudo
se empeña en tus primeras palabras a mi lado,
rastrea las huellas que dejó el color de tu piel
y se diluye junto al cauce de los ríos.
Lluvia cruel y necesaria
para limpiar las calles empedradas por las que paseamos,
en lo que salgo de la cama, tardo en vestirme,
el tiempo suficiente para ver que ya no estás.
Lluvia y tiempo. Días sentado frente al calendario
que señala cada otoño.
Supongo que eso borrará tu olor de mujer sabia,
la densidad de tu cansancio al mirarme,
los restos que quedan de tu presencia llenándolo todo,
rescoldo antiguo sobre aquello que no te di.

Juanma dijo...

Es un poema mío, para tí.

Un beso.

Marian dijo...

Yolanda,bienvenida. En efecto, por aquí, como no estamos tan acostumbrados, cuando llueve el tráfico es un caos. Pero también hay un dicho: "La lluvia en Sevilla es una maravilla" ...
Evaristo, esta combinación, como también señala Yolanda, no está nada mal: para empezar la semana, el día... Algún comentarista de otro blog mencionaba que había escuchado a Juan José Millás decir que para empezar bien el día lo hacía con la lectura de un poema. La elección de Ángel Gonzalez está motivada por el aniversario de su muerte, pero valdría también para cualquier día.
Angus, me puede la influencia de las Tecnologías de la Información y la Comuniciación...
Juan Antonio, a mí la lluvia me trae el soniquete de la canción de Serrat y ese poema de Machado que has mencionado (de nuevo, las coincidencias...). El no ponerlo ha sido precisamente por homenajear a Ángel González.
Juanma, me sorprende tu faceta de poeta. Además, en la línea de poeta del amor, al estilo de Ángel González. Gracias por el regalo. Esa es otra iniciativa (la de regalar poemas en los comentarios) que podríamos practicar más.
Saludos a todos y gracias por la visita.

Edelia dijo...

aix, Marian, qué melancolía...qué bonito todo, qué quietud...me ha venido bien en un día de nervios como hoy...

Lu dijo...

¿Qué tendrá la lluvia que nos sume en esa melancolía?

Recuerdo, poesía, homenaje... y lluvia.

José L. Castillo dijo...

¡Hola!

La verdad es que Sevilla y lluvia es poesía. Directamente, sin más. Poner alguna letra y traer alguna música coloca la guinda.

Gracias. ;)

el cuaderno de poemas de ruben dijo...

He llegado a tu blog y lo leeré despacio.Yo llevo poco con el mío de poesía donde dejo un poco o todo de mí cada semana.
Saludos

el cuaderno de poemas de ruben dijo...

He llegado a tu blog y lo leeré despacio.Yo llevo poco con el mío de poesía donde dejo un poco o todo de mí cada semana.
Saludos

Marian dijo...

Edelia y Lu, bienvenidas al club de la melancolía, ;)
Jose L. Castillo, Ruben, gracias por la visita.