domingo, octubre 24, 2010

Perdonen que no me levante...

Imagen de Gemma Aguasca


A veces no hay manera.
La vida nos golpea a todos, con más o menos fuerza, tarde o temprano. Y hay que remontar, porque la tristeza, la autocompasión, la rabia o la pena no son las mejores formas de superar esas bofetadas. Yo últimamente he recibido algunos varapalos que he aguantado estoicamente, pensando siempre que podía haber sido peor, intentando ver la cara buena de las cosas. Pero siempre sucede algo que no me deja remontar: hace ahora un mes, las muertes de dos familiares muy cercanos (una casi detrás de la otra) me han sumido en el vacío. Y todavía no encuentro ganas, ni fuerza, ni ideas, ni ilusión para escribir nada, ni para crear algo nuevo. Con todo esto me planteo si seguir con el blog, tan paralizado y a la deriva. De momento lo dejo estar, a la espera de que las musas me rescaten y confiando en que disculpéis el abandono...

26 comentarios:

Mercedes dijo...

Malita como estoy y sin apenas fuerzas, lo único que te puedo decir es que no se te ocurra dejarlo, Marian. Aquí hay quien te espera pa cuando tengas fuerzas :)

Lu dijo...

Cuando he leído el epitafio de Groucho, he pensado que era un juego de palabras. Mi sorpresa ha sido comprobar que no. Si te sirve de algo, yo pasé por momentos muy críticos desde el punto de vista personal, y me planteé abandonar el blog. Estuve un tiempo inactiva, pero regresé.
Creo que el blog debe ser ese espacio en el que uno escribe porque le apetece, porque siente que tiene que decir algo. Y hay que entender que esa necesidad de comunicar se vea mermada en determinadas épocas.

A la vuelta, nos vemos.

(la palabra de verificación que tengo que introducir parece la onomatopeya de un beso "suanic". Aprovecho para mandártelo)

Elisa dijo...

Marian, qué voy a decirte, por eso hemos pasado y vamos a pasar todos, más de una vez. Escribe cuando sientas el deseo de hacerlo y mientras tanto, en la distancia y de esta forma un tanto extraña que son los comentarios, recibe el cariño y la admiración que sentimos por ti tus lectores.
Un abrazo.

Evaristo Romaguera dijo...

Ahora esperamos tranquilamente a que vuelvas a sentir la necesidad de contarnos algo más.
La mar de poemas se queda un tiempo parado, pero no a la deriva.
Y cunado menos te lo esperes, necesitarás mandarnos nuevos poemas, textos, palabras....
Y nosostros los estaremos esperando.

Carlota Bloom dijo...

Te mando muchos besos y muchos ánimos, Marian. Yo también pensaba, como Lu, que el título hacía referencia a algún ejercicio de ésos que tú haces que tanto me gustan. Ya ves que cuando escribes algo nos asomamos por aquí, a ver qué se cuece, así que, ya volverán las ganas de escribir, ya lo verás.

Esther dijo...

Marian,imaginaba que algo tenía que pasar. Nos acostumbraste a tu presencia constante en la red y tu silencio delataba que algo no iba bien. Siento mucho que estés pasando este mal momento. Tómate tu tiempo. No abandonas nada;tu blog sigue ahí, nosotros también. Es útil por lo que ya es incluso aunque no actualices.
Un abrazo grande.

Sobre mi dijo...

Hola Marian, yo te sigo desde el reader desde hace pocos meses. Pero los dos únicas entradas que he leído, me han hecho sentir algo especial leyendo tus palabras.
A mi me encantaria poder seguir leyendote.
Ánimo

Lamunix dijo...

Querida Marian, hay que hacer las cosas cuando el cuerpo te las pide, y un blog ha de ser un disfrute no una obligación. Espero que pases el bache lo mejor posible, y sobre todo que te sirva el respaldo de estos "desconocidos" lectores que te valoramos y esperamos con comprensión y cariño. Mucho ánimo, dale tiempo a la tristeza y date permiso para hacer tu duelo porque es necesario. Un abrazo fuerte.

Maru (marudomenech@gmail.com) dijo...

A veces es necesario irse, partir, para poder regresar con más fuerzas. Ese es tu caso. Regálate tiempo para ti y haz lo que sientes.
Mucha suerte y aquí estaremos esperándote.
!Ánimos!

Matilde dijo...

He pasado por lo que cuentas.
Esperando volver a leerte algún día, aquí o en algún otro sitio, te mando un gran abrazo.

Silvia Gongo dijo...

Marian, tómate un respiro, y que el blog no te oprima. Si hace falta estar tiempo sin escribir, pues se está.
El blog no se moverá de donde está. Déjalo en formol el tiempo que necesites, y ya volverás a él cuando tengas ánimos y cosas que quieras compartir.
Un saludo y muchísimas fuerzas. Después de una mala temporada sólo puede venir una buena. Dale tiempo.

Antonio dijo...

Un abrazo muy fuerte y con mucha energía para que sigas en la brecha.

Virginia dijo...

Mucho ánimo, Marian. En la vida pasamos por malos momentos pero al final resurgimos como el Ave Fénix. Aunque estés un tiempo en silencio, aquí te estaremos esperando con los brazos abiertos.

Recibe un fuerte abrazo.

BIBLOS dijo...

Un abrazo, Marian. Tómatelo con calma, pero no lo dejes porque te puede ayudar a recuperar el ánimo y la energía. La vida es así: nos da y nos quita, pero no podemos rendirnos nunca porque es lo único que tenemos. Nosotros no tenemos prisa: te esperamos.

Inés dijo...

Palabras positivas que recibes de todos los compañer@s, así debes estar tú positiva a tope.

Dejarnos no es la solución, debe ser un aliciente, leernos, y comentarnos y además hacer esas entradas tan estupendas a las que nos tienes acostumbrad@s

Marian dijo...

Me emocionan vuestras palabras de ánimo. Gracias a todos. Besos

Miguel dijo...

Si quieres que te dé un consejo, retoma el blog. Te dará fuerzas para superar el trago. Desde aquí te animo para que te repongas. Yo, por desgracia, también sé que se siente cuando alguien muy cercano se va para nunca más volver. Y te diré por experiencia propia, que se supera. No se olvida, pero se supera. Ánimo y a seguir hacia delante.

Besos.

Anónimo dijo...

Date tiempo, Marian.
La vida es así, golpea y fuerte. Pero tú sabes que tras las duras vienen las maduras.
Deja pasar los días y verás cómo vas encontrándote mejor.
A veces somos muy impacientes y el tiempo está dentro de nosotros mismos, y hay que tomarlo.
Un abrazo muy fuerte y céntrate en lo que amas: tu familia, tus cosas, los pájaros, la tierra... el mar, un amigo, una amiga, una caña... Pon la mente en pause y tira millas, guapa. Es así. Los que hemos sido golpeados ya lo sabemos, hay que seguir.

Un abrazo, reitero. y ya sabes dónd eestoy.

Mercedes dijo...

No soy anónima, soy Mercedes, Lady Pepa, ya lo sabes.

María Tirado dijo...

hola marian

espero que retomes nuevamente tu blog ya que me encanta la forma en que lo llevas y tu forma de escribir. los momentos dificiles a todos nos llegan, y a mi tambien me ha pasado muchas veces, pero espero que te puedas reponer.

te dejo el mio por si deseas pasar http://abzurdahzenizientah.blogspot.com/ besos y abrazos!!

Edelia dijo...

Yo no soy quien para decirte nada. Sólo dejo unas letras, como símbolo de mi "apoyo virtual".
un beso

Marga dijo...

A ver, a ver... la primera vez que entro en tu blog, ¡me encanta! y dices que lo dejas?? No puede ser!! El blog hace que tengas ilusión por algo más en tu vida, que te distraigas, haces sentir a más personas (cosa gratificante) y, en el mejor de los casos, te desahogas. ¿Quién pide más? No lo dejes please...
Un fuerte abrazo!!

Marga dijo...

A ver, a ver... la primera vez que entro en tu blog, ¡me encanta! y dices que lo dejas?? No puede ser!! El blog hace que tengas ilusión por algo más en tu vida, que te distraigas, haces sentir a más personas (cosa gratificante) y, en el mejor de los casos, te desahogas. ¿Quién pide más? No lo dejes please...
Un fuerte abrazo!!

T.FLYWHEEL dijo...

Hola Marian hoy he descubierto como por casualidad tu blog. La verdad es que tus comentarios estan muy bien, pero no sere yo quien te diga lo que tienes que hacer: si te apetece seguir pues lo haces y si no pues eso que nos perdemos todos.
Recuerdo que yo una vez cai en una profunda depresion de la que sali cinco minutos despues para luego caer atrapado en la conjugacion irregular del verbo "tener".
Un saludo. Ximo

Manolo dijo...

El blog de Lourdes Domenech me ha traído al tuyo y me he quedado paseando por él. Me gusta. Creo que es reconfortante decirle a la gente cómo se siente uno y sacarlo afuera permite ordenarlo los pensamientos y verlo todo un poco más claro. Sigue así.
Yo soy a prendiz de bloguero desde hace unos años y me veo avanzar muy poco.
Si tienes tiempo en algún momento, échale un vistazo a lo que publico en http://manolo-claselengua.blogspot.com
Ya me contarás, si tienes ganas de hacerlo.
Un saludo.
Manolo

Ulula dijo...

Hola, Marian. Esta tarde, por pura casualidad, he descubierto tu blog y me he llevado una grata sorpresa: actividades geniales, sinceridad, honestidad... ¡Enhorabuena!
Siento que estés pasando por momentos difíciles. Te envío muchos ánimos.
Un abrazo y no pierdas nunca la esperanza.