jueves, octubre 02, 2008

El niño con el pijama de rayas

En un principio este libro no me parecía muy apropiado como lectura para 3º o 4º de ESO ni muy interesante como lectura para mí. Tenía ciertos prejuicios que me habían predispuesto negativamente hacia él: me inspiraba cierta desconfianza el hecho de que fuera un best-seller, del que se pueden obtener fácilmente noticias y detalles sin leerlo, tenía cierto temor de que fuera una historia más del mismo tema y la convicción cabezota de que, siendo un libro del que todo el mundo habla bien, me iba a decepcionar. Por ello, compré el libro la pasadas navidades y he ido retrasando su lectura hasta ahora. Para colmo, en la última puesta a punto de la vivienda, entre tanto vaivén de libros, apuntes y trastos de un lado para otro, el libro ha desaparecido, como si hubiera sido atraído por un agujero negro invisible que pulula en ocasiones como ésta por mi casa. Así que las circunstancias no se prestaban demasiado a que me entregara a su lectura. Pero como no me gusta ver una película sin leer antes el libro, y era inexcusable el ir a verla esta semana, me lo he descargado de Internet y lo he leído a toda mecha. Y resulta que me ha gustado. Y también la película, a pesar de que no suelen gustarme las adaptaciones al cine de las obras literarias. El final deja más acongojado todavía en la película que en el libro.
Otra de mis manías es ver críticas y opiniones de la obra una vez que la he leído. Y buscando he encontrado en Bloggeando una entrada, ya antigua, que remite a un excelente blog, Tira de Lengua, que acabo de descubrir y que proporciona unas actividades y vídeos de la obra muy aprovechables. Creo que merece la pena el rescate. Y ver y leer la obra.