jueves, julio 29, 2010

No pudo ser

Dibujo de Eva Armisen

Esta vez pensaba que iba a ser posible. Sabía que había pocas plazas, que éramos muchos, que no era fácil, que no las tenía todas conmigo...pero después de hacer los exámenes y salir tan contenta era difícil no hacerse ilusiones. De hecho, no solo estaba segura de que tendría buena nota sino que además casi estaba segura de que tendría plaza. Así que el golpe ha sido tremendo cuando el resultado no ha sido el que esperaba: me he quedado, con un 7,5355 de nota que sumado a los méritos ha quedado en 7,03, en el puesto 12 de mi tribunal. Y han dado 11 plazas. L peor es que es la tercera vez que me quedo en puertas.

Hasta ahora no he tenido ganas ni de blog, ni de nada, pero creo que es bueno pasar página también desde aquí, donde me asomaba y todavía quedaba abierta la duda sobre mis resultados. Espero que tras el descanso veraniego venga de nuevo la ilusión, aunque ahora lo veo difícil...Es muy desilusionante constatar que tanto esfuerzo y tanta ilusión han quedado en saco roto. Por mala suerte, tal vez. Pero también porque no se ha valorado lo suficiente el trabajo que tan ilusionada me tenía. Y eso, inevitablemente, desengaña, desgana, desmotiva...


16 comentarios:

José Mari dijo...

Ánimo, Marian. Si no ha sido esta vez, llegará pronto. Sólo hay que ver tu maravilloso blog para saber que la plaza la llevas dentro. ¡Disfruta de lo que queda del verano y que no decaiga tu ilusión por enseñar!

José Mari

Elisa dijo...

Ay, vaya por Dios, la doce de once, arañar la plaza y quedarse fuera... No te desanimes, Marian, te digo como el anterior comentarista, la ilusión por enseñar es lo importante. Y este año, esperemos que puedas cumplirla cerca de tu casa.

Ánimo, y descansa en este verano recortado por el antipático trámite del proceso de "selección".

Carlota Bloom dijo...

Una gran faena. Yo pasé por lo mismo antes de sacar la plaza: sienta muy mal verte sólo a unas a décimas de entrar. Te mando mucho ánimo: seguirás trabajando (ojalá que muy cerca) y recobrarás la ilusión porque la transmites. Nada de lo que has hecho es en vano. Disfruta de las vacaciones: te lo mereces.

Patricia Feria Revilla dijo...

Marian, soy una opositora que ha pasado por esa decepcionante forma de selección dos veces y la misma cara del dibujo se me quedó a mí.
Estoy pensando hacer el doctorado sobre la evaluación y centrarme en las oposiciones como ejemplo negativo de evaluar la aptitud hacia un desempeño que tiene dos facetas: la propia valía como docente y la experiencia. ¿en serio que ésta es la forma adecuada de introducirnos en el sistema educativo?Lo dudo, luego viene la desmotivación, el cansancio, la falta de capacidad para trabajar en grupo...
Ánimo Marian, no vale rendirse!!

Antonio dijo...

Tres veces pasé por eso; la última antes de aprobar me quedé fuera con dos nueves y pico en los exámenes escritos... Imagino la sensación de vacío e impotencia, pero esto es una carrera de fondo y quienes valen acaban aprobando. Lo importante es estar siempre ahí, para entrar a lo grande cuando se abra la puerta.
Ánimo.

Marian dijo...

Siento mucho el resultado. Sólo se me ocurre decirte que casi todos hemos pasado por estas experiencias. Muy pocos son los que aprueban a la primera. Yo lo intenté tres veces y a la tercera me dí cuenta que todo lo que había trabajado en las anteriores convocatorias estaba ahí. Todo me había servido y lo conseguí.
Sé que ahora leer esto no da ánimos , pero sólo sé que me he metido por tu blog, te he visto cómo trabajas y estoy segura que lo conseguirás. Tienes madera y esto al final se nota.
Descansa, desconecta y sigue con nosotors en septiembre.
Te espera tu hueco.
Ánimos.
Marian

Juanma dijo...

¡Joder! Qué mala suerte tuviste. Lo siento mucho, de verdad. Se queda uno con cara de...en fin, de no sé qué.

Muchos besos y muchos ánimos.

Edelia dijo...

De verdad! otra de las injusticias de este sistema tan mal hecho!! qué rabia me da que alguien como tú, con tu creatividad, tus ganas, tu esfuerzo y tu sacrificio se quede en una posición tan mala!!
Estoy contigo, te apoyo (y te entiendo). Aunque ahora te cueste, no te rindas. Te mereces todo lo bueno que está por venir.
un abrazo virtual enorme y muy sincero Marian.

Lu dijo...

Marian, de veras que lo siento. Valora lo que te rodea, a los tuyos, sobre todo. Es lo que cuenta al fin.

Un abrazo muy, pero que muy fuerte.

Anónimo dijo...

Vaya, lo siento muchísimo, te merecías la plaza. Nos vemos alguna noche, ánimos, descansa y a seguir

Leticia dijo...

Vaya, lo siento, de verdad. Pero llegará, ya verás, y cuando menos te lo esperes, como pasa casi siempre.

Virginia dijo...

Cuánto lo siento. No te desanimes y descansa, que ahora es lo que toca. Si alguien se merecía aprobar, esa eras tú, no hay más que ver tu original trabajo. No te preocupes que la próxima lo consigues fijo.

Un beso y ánimo.

Marian dijo...

Gracias, Jose Mari, Elisa, Carlota,Patricia, Antonio, Marian, Juanma, Edelia,Lu, Leticia, anónimo (¿pitufo?) y Virginia. No queda otra que aceptar lo que viene...Feliz verano también a vosotros. Besos

Miguel dijo...

¡Qué lástima...! pero, por otra parte has de ver que has sido de las primeras... lo cual quiere decir que estás cerca de conseguirlo. A la próxima, lo consigues. Fijo. Yo saqué las oposiciones a la de cuatro. ¡Suspendí tres veces...! pero yo sabía que aquello lo podía conseguir... y lo conseguí. Tú has de pensar lo mismo. Ánimo.

Besos.

Esther dijo...

Marian, lo siento. Es inevitable la sensación de impotencia y también de injusticia cuando se tienen méritos de sobra y la plaza se queda tan cerca.
No desesperes. Cárgate de energía en estos días y sigue adelante. Esa plaza esta ahí para ti, aunque se resista un poco. Un abrazo.

Marian dijo...

Gracias, Miguel. Gracias, Esther. Intento ser positiva y perseverante. Y como dicen las sabias palabras de Pablo Gonz leídas en el blog Pativanesca , "del impacto se aprende mucho más que del suave roce del viento". Así que tomaré nota de lo aprendido y a seguir. Qué remedio...
Besos