sábado, noviembre 07, 2009

Palabrotas




Y tanto. Y hay que usarlas. A veces no hay nada más catártico que una simple palabrota. Producen un efecto liberador como pocas palabras. Por eso, para relajar el ambiente, alejar la crispación, disipar el embotamiento y favorecer la desinhibición, nos dedicamos a ellas en la última clase del viernes y realizamos una buena sesión de risotesapia a base de "palabrotas eufemísticas" o expresiones despectivas eufemísticas. Jugar con la palabrota pura me parecía demasiado arriesgado...Se trataba de utilizarlas en expresiones de cortesía, en las típicas fórmulas de convención social. Nos reimos mucho y salieron cosas muy curiosas, la mayoría relacionadas con lo escatológico:

- Váyase usted al lugar más lleno de excrementos posible.
- Le huelen a usted las extremidades a animal cuadrúpedo ladrador fallecido hace dos días.
- Tiene usted las facciones de un simio.
- Me encantaría darle un puntapié en el lugar dedicado a excretar.
- ¡Que tenga usted un mal día, hombre alelado! ¡Me alegraría no volver a verlo!

La foto es real, no es una composición hecha con esos generadores de texto en imágenes ya dadas, aunque ciertamente lo parece. Esta semana he cambiado de barrio en Málaga. Y cada mañana, de camino al instituto, me encontraba con esta pintada. Me dio por inmortalizarla...y casi no me dio tiempo, porque el viernes ya no estaba. Me ha llamado la atención por ser una pintada inusual, no sólo por la defensa de nuestro vocabulario, sino por la manera tan atípica en una pintada callejera y tan paradójica teniendo en cuenta el tema: sin una palabrota.

6 comentarios:

Juanma dijo...

La pintada es genial porque, además, no tiene ninguna falta de ortografía. Sin palabrotas defender el uso de la palabrota...¡¡coño!! menos mal que alguien es claro y valiente.

Y geniales esas fórmulas de cortesía. Me ha encantado la segunda.

Besos.

Lu dijo...

Me gusta el planteamiento de la actividad. Es un ejercicio que obliga a recurrir a otras formas de decir y siempre es enriquecedor poner a los alumnos en estas situaciones.

Las frases son muy acertadas.

Antonio dijo...

Esta semana leíamos una versión adaptada del Quijote en 2º de ESO. Estaban medio dormidos cuando llegamos al pasaje en el que don Quijote Ginés de Pasamonte un "hijo de la gran puta". El efecto fue inmediato: todos despiertos y participativos. Reconducir, canalizar, reflexionar acerca de las palabrotas puede ser, en efecto catártico.

Juliiiii dijo...

Muy interesante la actividad y también la pintada, por no decir que sorprendente. Como dice Antonio, si estás leyendo en voz alta una lectura, no hay como llegar a una palabrota para animar el cotarro. Será esa catarsis que comentáis o simplemente la apelación al gamberro que llevamos dentro.

Edelia dijo...

Es un buen tema! y a mi se me ocurre alguna actividad para hacer con loc chicos, pero no me atrevo a ponerlas en marcha...les gusta demasiado quedarse con lo que les interesa...

Anatxu dijo...

Entro por primera vez y me encuentro que del tirón me dejan decir palabrotas...
coño¡¡¡¡¡ esto es fantástico¡¡¡
es verdad que algunas veces el significado de una palabrota dicha en un momento dado es suficiente para que todo el mundo entienda aquello que querías expresar.
Muy bueno este blog...